Barcelona - Palau de la música - Barcelonès

El Palau de la Música Catalana fue construido entre 1905 y 1908 por el arquitecto Lluís Domènech i Montaner como sede del Orfeó Català. financiado con fondos procedentes de suscripción popular.

El Palau de la Música Catalana es una perla arquitectónica del modernismo catalán, la única sala de conciertos modernista declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO (4 de diciembre de 1997), que en la actualidad es un punto de encuentro ineludible de la vida cultural y social de Cataluña. Además constituye un patrimonio simbólico y sentimental de todo un pueblo que se identifica con su historia.

El edificio se articula alrededor de una estructura central metálica recubierta de vidrio, que al recibir la luz natural convierte el edificio más significativo de la obra de Domènech i Montaner en mágica una caja de música donde se combinan todas las artes aplicadas: escultura, mosaico, vitral y forja. Las visitas guiadas que ofrece el Palau de la Música Catalana son una cita ineludible de la estancia en Barcelona.

El Palau de la Música Catalana se encuentra a una calle de Restaurante Ca l´Andreu, el perfecto sitio para comer algo antes o después de disfrutar un buen concierto.